La adversa climatología de esta primavera causa daños por marchitez fisiológica en la variedad Bobal en uva de vinificación

Las condiciones climáticas que se han registrado a lo largo de esta primavera, con temperaturas frías, elevados niveles de humedad y baja insolación, han propiciado daños por marchitez fisiológica en la variedad Bobal en uva de vino. En total, se han recibido partes de siniestros correspondientes a 11.495 hectáreas afectadas por este riesgo.



Las zonas más afectadas son la comarca de Utiel-Requena, en la provincia de Valencia, con casi 6.000 hectáreas reclamadas, y la provincia de Cuenca, con cerca de 4.800 hectáreas afectadas. También se han recibido partes de siniestro de Albacete.



Los efectos que provoca este riesgo son la pérdida de los racimos por desecación y, en ocasiones, también la pérdida de brotes y enrojecimiento de las hojas. Desde el pasado 18 de junio, 45 peritos están trabajando en las primeras visitas (25 en la zona de Utiel-Requena y otros 20 en Castilla-La Mancha).



La intensidad de los daños presenta una gran variabilidad de entre el 20% y el 40%. La previsión de indemnización para las comarcas afectadas puede superar los 3 millones de euros.



Las tasaciones de primera visita estarán finalizadas en los primeros días de julio.




Etiquetas: Agroseguro, Seguros agrarios, Viñedo

Imprimir Correo electrónico


banner congreso riegos 316x90

Utilizamos cookies propias y de terceros para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, puede consultar en el siguiente enlace. política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.
Modulo de cumplimiento de directiva EU sobre cookies