Ingenieros agrónomos, profesionales orientados a aumentar la producción de alimentos de manera eficiente, segura y sostenible

El auditorio del Rectorado de Córdoba acogió la inauguración del IV Congreso Nacional de Ingenieros Agrónomos el 15 de octubre, dando el pistoletazo de salida a cuatro jornadas de intenso trabajo. En la mesa, Rodrigo Sánchez, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía; Isabel Bombal, ingeniera agrónoma, directora General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal de Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; Isabel Ambrosio, alcaldesa de Córdoba; Antonio Ruiz, presidente de la Diputación de Córdoba; José Carlos Gómez, rector de la Universidad de Córdoba; Andrea Sisti, presidente de la Asociación Mundial de Ingenieros Agrónomos; y María Cruz Díaz, presidenta de la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos (ANIA), decana del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias.



El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, recordó la importancia de este colectivo para la sociedad, "mujeres y hombres preocupados por obtener los mejores resultados para su profesión y orientados a aumentar la producción de alimentos de manera eficiente, segura y sostenible para una población que alcanzará los 9.000 millones de personas en 2050, un reto sin precedentes ante la explosión demográfica que vivimos".



El titular de Agricultura andaluz quiso poner en valor el hecho de que "el desarrollo continuo del conocimiento y la innovación constituye la base de vuestra profesión, en un momento en el que todos tenemos que hacer un gran esfuerzo por la digitalización en el sector agroalimentario, y en el que se inicia el camino hacia una agricultura 4.0, una nueva revolución verde que los ingenieros agrónomos están llamados a liderar" y recordó el "importante desarrollo de la robotización, la automatización y el uso de imágenes de satélite y de sensores, que suponen una auténtica transformación de nuestro sector agroalimentario". 



Por su parte, la presidenta de ANIA resaltó la necesidad de los ingenieros agrónomos no solo de “estar al día tecnológicamente hablando, sino a prever también qué va a pasar en el futuro”, en un mundo contradictorio como el que vivimos. “Contradictorio porque producimos en territorios con una bajísima tecnología, y simultáneamente en otros en los que el problema de los desperdicios escandalosos nos obliga a utilizar unas tecnologías punteras y caras en costes energéticos para poder destruirlos”, afirmó Díaz. “Contradictorio porque frente a una población escasamente alimentada existe otra gravemente enferma por sobrealimentación”, añadió.



inauguración grupo agronomoscentro2



Para la Decana del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias, “no podemos producir más sin una tecnología apropiada y respetuosa”. Esta tecnología tiene que ser flexible, fácilmente transferible y económicamente factible, además de cumplir con la deontología profesional. María Cruz Díaz finalizó su intervención haciendo referencia a “la escasa visibilidad del trabajo de los profesionales de la agricultura, entre los que nos encontramos los ingenieros agrónomos”. “La práctica totalidad de los habitantes se desplazan por un territorio con una agricultura envidiable y con un paisaje rural espectacular sin saber atribuirlo a los que lo han hecho posible sin siquiera pensar en el inmenso trabajo y dedicación que han hecho posible esa maravilla”, resaltó.



Para la ingeniera agrónoma Isabel Bombal, “somos una profesión que tenemos mucho que aportar a la sociedad, con mucha versatilidad, y que nos hemos modernizado muchísimo a lo largo de los siglos, por tanto tenemos un legado que debemos mejorar y modernizar”. Bombal, funcionaria de carrera y miembro del Cuerpo de Ingenieros Agrónomos del Estado, también destacó el papel del ingeniero agrónomo para “dar respuesta a los retos de la sostenibilidad medioambiental y la producción sostenible, del bienestar animal, de la lucha contra el desperdicio alimentario, de la lucha contra el despoblamiento, la creación de ese tejido socioeconómico vital para mantener a nuestros pueblos y nuestro patrimonio cultural, social, medioambiental, territorial, de las personas que viven en el medio rural… También tenemos la responsabilidad de que las condiciones de empleo de esas personas sean dignas y adecuadas y puedan también aprovecharse de todos los beneficios sociales y tecnológicos que podemos ofrecerles”.



inauguración grupo agronomoscentro3



Para la directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal, el tema central del congreso está muy bien elegido “porque estamos en un momento óptimo para trasladar todas las ventajas de esas tecnologías a nuestra profesión para adaptarnos a la realidad y, sobre todo, para conseguir que todas esas personas que trabajan en el medio rural tengan una vida más digna”, además de “tener eficacia y eficiencia en la cadena alimentaria, con un buen reparto del valor añadido”, afirmó.



Isabel Ambrosio, alcaldesa de Córdoba, resaltó la importancia de la ingeniería agronómica para la ciudad, donde el sector agroalimentario es un sector prioritario, tanto desde el punto de vista económico como histórico. Una valoración a la que se unió el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, para quien “la agroindustria ofrece también un espacio donde tanto las mujeres como los jóvenes, dos colectivos castigados por el desempleo, tienen un espacio de incorporación al mundo laboral, hecho que, sin duda, contribuye a la fijación de la población al territorio”.

 

 

En la inauguración del congreso también intervino José Carlos Gómez Villamandos, rector de la Universidad de Córdoba, que agradeció a la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos haber llevado este congreso a Córdoba “una ciudad, y  una universidad tremendamente vinculada con el sector agroalimentario”. El rector destacó el interés de los temas que se iban a tratar en el transcurso del congreso para los estudiantes de la ETSIAM y expresó su seguridad “de que en este congreso se van a abrir nuevas expectativas para poder cubrir las necesidades en materia de nutrición del conjunto del planeta y, para ello, el papel de los ingenieros agrónomos es fundamental”.



Finalmente, Andrea Sisti, presidente de la Asociación Mundial de Ingenieros Agrónomos, se refirió a los grandes objetivos que deben plantearse los ingenieros agrónomos, que no son otros que aquellos relacionados con el incremento de la producción y la producción sostenible. Según Sisti, la transferencia de la innovación es uno de los problemas fundamentales, sobre todo de los países que tienen menos disponibilidad de investigación, lo que crea dependencia económica y alimentaria.



Tras el acto de inauguración del Congreso, los asistentes se trasladaron al Real Jardín Botánico de Córdoba donde se inauguró la exposición de libros científico-técnicos escritos por profesores y egresados de la ETSIAM, que está celebrando el 50 aniversario de su creación.



Galería fotográfica



Contenido relacionado



>> Agricultura sostenible, pero también vinculada a la digitalización y al cambio demográfico

>> Notable presencia del Colegio de Centro y Canarias y sus colegiados

>> El Colegio de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias presente en Fimart

>> Congreso de Agrónomos: Grupo Lagunes, selección genética y actividad cinegética responsable

>> COVAP, un modelo de cooperativismo que funciona

>> El IV Congreso Nacional de Ingenieros Agrónomos en tuits





Etiquetas: Sector Agroalimentario, Innovación, Ferias y congresos, Tecnología, Ingenieros agrónomos, Mundo rural, Industrias agroalimentarias

Imprimir Correo electrónico


banner congreso riegos 316x90

Utilizamos cookies propias y de terceros para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, puede consultar en el siguiente enlace. política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.
Modulo de cumplimiento de directiva EU sobre cookies