Observaciones de los ingenieros agrónomos al proyecto de reglamento regulador de utilización del suelo agrario en Canarias

Observaciones de los ingenieros agrónomos al proyecto de reglamento regulador de utilización del suelo agrario en Canarias

El Colegio ha realizado una serie de observaciones y propuestas a la consulta pública previa a la elaboración del proyecto de reglamento regulador de la utilización del suelo agrario. 



Estas son las observaciones y propuestas realizadas:



1. El Reglamento debiera tener, entre sus objetivos, definir los actos de ejecución propios de las actividades agrarias; asimismo, establecer parámetros y/o criterios agronómicos asociados a los mismos, que permitan facilitar el desarrollo de dichas actividades adaptadas a las necesidades funcionales del sector. También, los parámetros y/o criterios agronómicos asociados a los actos de ejecución, sean homogéneos para todos los municipios de Canarias, evitando así, diferencias entre municipios ante la misma actividad agraria.



2. Es totalmente imprescindible, para los ingenieros agrónomos redactores de proyectos en el ejercicio libre de la profesión, que la Consejería de Agricultura cree un órgano de apoyo, que dé servicio a los técnicos municipales, que carecen de formación agraria, con el objetivo de mejorar la eficiencia, a la hora de otorgar autorizaciones a los proyectos agrarios que se planteen. Un camino alternativo podría ser utilizar al colegio oficial como órgano colaborador de la administración.



3. La actividad agraria que se desarrolla o pudiera desarrollarse en el suelo agrario, tanto en los la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos, como la que forma parte de la Red natura 2000, no debiera verse limitada, ni por la falta de adaptación de dichos instrumentos a la Ley 4/2017, de 13 de julio del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, ni por la falta de adaptación de estos a la normativa que el Reglamento vaya a establecer.



4. Los Parques Agrarios, como figura a crear por parte de las Directrices de Ordenación del Suelo Agrario, a tenor de lo establecido en la Ley 4/2017, de 13 de julio del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias. Sería interesante, que, además de lo anterior, en el Reglamento, se estableciera la potestad, a las administraciones municipales o insulares, con competencias en materia agraria, para que puedan, tanto crear, como ampliar sus propios Parques Agrarios. De igual manera, que el Reglamento establezca la posibilidad de que se amplíen aquellos Parques Agrarios que vayan a crear a nivel regional. Al mismo tiempo, este Reglamento, debería de establecer criterios específicos asociados a los actos de ejecución, todo ellos, adaptados a las necesidades funcionales concretas de los agro sistemas, propios de cada parque agrario.



5. Aclaración exhaustiva por parte del reglamento, de la aplicación directa de la normativa sectorial con incidencia territorial, que es de obligado cumplimiento por parte de las explotaciones agrarias y que desplaza a la normativa urbanística.



6. Las determinaciones fijadas por el Reglamento deben desplazar, a la fijadas en los PGO y que estas últimas, serán derogadas directamente por la entrada en vigor del Reglamento.



7. El Reglamento debe establecer distancias entre explotaciones ganaderas con respecto, a suelo urbano y urbanizable, así, como su metodología de cálculo.



8. En el Reglamento, es extremadamente importante concretar, que ciertos documentos de algunos proyectos agrarios, tengan un contenido que sea respaldado por un visado colegial, en el sentido de que este garantice que dicho contenido ha sido justificado con criterios agronómicos ajustados a las necesidades de la explotación y firmado por técnico competente en materia agraria. Con frecuencia se dictan normas pensando en la agricultura tradicional, de “portal de Belén”, donde lo único que se tiene en cuenta es el paisaje tradicional mal entendido. No se piensa en la agricultura rentable, profesional, moderna y tecnológicamente viable. No tienen en cuenta que la agricultura y la ganadería forman parte de un sector económico de vital importancia, que requiere de profesionalización para ser técnicamente y económicamente viable. De otro modo los productos dejarán de ser producidos en las islas y nuestro sector agrario será destruido.




banner asesoría jurídica






Etiquetas: Suelos, Ingenieros agrónomos, Consulta Pública

Imprimir Correo electrónico


banner congreso riegos 316x90

Utilizamos cookies propias y de terceros para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, puede consultar en el siguiente enlace. politica de privacidad y cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk